100 oeste de la Iglesia de la Agonía
2436-2300
info@munialajuela.go.cr
Sitios arquitectónicos
Página de Sitios arquitectónicos
Sección de contacto
  • 01
    Centro Alajuelense de la Cultura
    El Centro Alajuelense de la Cultura conocido como la Casa de la Cultura de Alajuela fue terminada de construir en el año de 1914. Este edificio fue declarado de Interés Histórico y Aquitectónico, según Decreto Ejecutivo No. 10878-C, publicado en La Gaceta No. 230 del 06 de diciembre de 1979, de carácter estatal. Mide un cuarto de manzana y tiene dos plantas con jardín al centro.

    Alberga en su interior la sala de sesiones del Concejo Municipal, oficinas varias de la Municipalidad y la oficina regional de la Dirección de Cultura, desde octubre de 1996 al Centro Alajuelense de la Cultura. Se ha convertido en un importante espacio para el desarrollo del arte y la cultura de los alajuelenses, en él se ofrece diversidad de opciones gracias a los esfuerzos que realizan el Centro Alajuelense de la Cultura y el Conservatorio del SINEM.
  • 02
    Ermita del Llano
    La Ermita del Llano fue construída a finales del siglo XIX, 1889. El caserío de La Concepción conocido como Barrio El Llano, era un sector rural de Los Targuases habitado por unos mil habitantes. Entre tertulias callejeras y visitas recíprocas, en 1881, nació la idea de construir una ermita en el lugar. Fue la Sra. Eusebia Solano Sibaja quien donó dos manzanas de tierra una para erigir la soñada ermita y otra para actividades parroquiales para seguir con la recolección de dinero.

    La tipología arquitectónica y los sistemas constructivos adobe y bahareque de este templo actualmente están obsoletos, hecho que lo convierte en una de las pocas edificaciones religiosas representativas de su tipo, que aún se conservan en el Valle Central.

    La ermita fue declarada e incorporada al Patrimonio Histórico Arquitectónico y Cultural de Costa Rica según el Decreto Ejecutivo No. 28388-C. La Gaceta Número 16, del 24 de enero de 2000.
  • 03
    Teatro Municipal
    El Teatro Municipal de Alajuela fue diseñado por el Arquitecto Nacional, Jose María Barrantes, máximo exponente del ¨Art Decó¨ y Neocolonial de Costa Rica, construído en 1956 y es considerado el tercer teatro del país después del Teatro Nacional y el Teatro Melico Salazar en San José.

    El edificio fue construido en 1956, pero la idea del Arquitecto fue tomar el salón de actos del Instituto de Alajuela y convertirlo, en lo que siempre fue utilizado desde inicio del Siglo XX, en un teatro. En 1911 el empresario Buenaventura Casería comenzó trayendo a la ciudad empresas teatrales extranjeras que presentaban comedias, dramas y algunas operetas, así como películas de cine nudo.

    El Teatro Municipal de Alajuela es declarado de Interés HistóricoArquitectónico, según Decreto-Ejecutivo No. 17627-C, publicado en La Gaceta N131, del 13 de julio de 1987. De carácter estatal.

    El edificio que hoy ocupa el Museo Histórico Cultural Juan Santamaría fue construído entre 1874 y 1877, por el General Tomás Guardia y remodelado en 1936 por el Presidente de la República, León Cortes Castro, para ser el Cuartel Militar de Costa Rica. Tras la abolición del ejército fue convertido en un centro educativo y posteriormente fue la sede del Centro de Investigación y Perfeccionamiento de la Enseñanza Técnica (CIPET). Fue declarado de interés histórico arquitectónico, según Decreto Ejecutivo publicado en La Gaceta. Las colecciones del museo están constituídas por materiales que testimonian aspectos históricos relacionados con la guerra centroamericana librada contra el invasor filibustero en 1856-1857.
  • 04
    Catedral de Alajuela
    Al costado este del Parque de Alajuela, se ubica La Catedral de Alajuela que inició con el concepto de Oratorio Público en 1782, terminó de construirse en 1863 y fue consagrada como Catedral en 1921. Su estilo neoclásico y lineal le da al Parque Central y al centro de Alajuela un carácter elegante pero sencillo, muy característico de lo que es el pueblo alajuelense.

    En la parte trasera de la catedral se ubica la cúpula, de color rojizo, también con diseño neoclásico. Su interior tiene una decoración simple y espaciosa, excepto por el domo, ubicado en el altar que tiene más ornamentación. Conformada por tres naves, los capiteles están decorados con motivos hechos en la localidad.

    El 12 de octubre de 1782, el Obispo de León de Nicaragua, Esteban Lorenzo de Tristán, funda la ciudad de Villa Hermosa de Lalajuela y hace un oratorio de paja y bambú, al costado norte de la Catedral y queda como sacerdote Juan Manuel López del Corral, que era sacerdote de Cubujuquí (Heredia).
  • 05
    Parque Central de Alajuela
    Hoy se conoce como Parque Central de Alajuela, pero su nombre oficial es Plaza del Benemérito General Guardia y su sobrenombre: Parque de Los Mangos.

    Este Parque Central cinceló la historia de la ciudad de Alajuela a partir de hitos arquitectónicos, tertulias y chispa intelectual, en una Alajuela donde la población no pasaba de 268 personas, regados en cinco pueblos: Los Targuaces, Ciruelas, Púas, Río Grande y La Lajuela.

    Hay que recordar que las ciudades españolas en América Hispana nacían con una Ayuda de Parroquia, Iglesia con un sacerdote, un Cabildo para administrar los habitantes del territorio y una Plaza que, generalmente se ubicaba frente a la Iglesia Católica. Y eso fue lo que pasó en Alajuela, con la fundación de la ciudad de Alajuela también nació la Plaza, que luego se convirtió en el Parque Central.

    La vida en Alajuela gira alrededor del parque; allí se dan todavía las discusiones políticas, económicas, futbolísticas y hasta los famosos apodos. En torno a la plaza y en esta misma, ya se tomaban en el siglo XIX las decisiones más importantes.Ya en 1890, fue diseñado por fin como parque y alimentó, de forma centrífuga el desarrollo de la identidad y del cantón mismo.

    Los higuerones sembrados en el parque comenzaron a crecer en demasía y sus raíces rompían el diseño hecho con piedra cartaginesa, de ahí que se tomara la decisión de sustituir estos árboles por mangos, de fruto tan apetecido como su sombra. Nadie hubiera pensado que a Alajuela se le terminaría llamando Ciudad de los Mangos. Y que entre mangos y “manudos”, la anécdota seguiría confabulando con la historia misma y calando tanto como El Erizo o la cúpula de la catedral.

    El espacio urbanístico alajuelense, principalmente concentrado en torno al parque, dotó de un espacio natural de encuentro que inclusive llegó a concretar la identidad local. Que llegó -más importante aún que todas las efemérides y edificios patrimoniales- a ser algo así como el corredor del corazón.
  • 06
    Parque Juan Santamaría
    El Parque Juan Santamaría es el icono más importante para la comunidad alajuelense y para todos los costarricenses; ya que en ella se encuentra el Monumento Histórico Nacional Juan Santamaría.

    La estatua, flanqueada por cañones, fabricada en bronce y dedicada a la memoria de Juan Santamaría, fue develada el 15 de setiembre de 1891 y es consagrada a la memoria del Héroe, quien dió su vida para quemar el mesón de los filibusteros guiados por William Walker.

    Fue nombrado héroe nacional al finalizarse la Batalla de Rivas, el 11 de abril de 1856. Este hecho histórico en el cual Costa Rica salió victoriosa

    constituye un acto de gloria de un pueblo pacífico como el costarricense, que fue capaz de defender su libertad y sus principios de independencia, justo en la Avenida 2 y a pocos minutos de la Plaza del Benemérito General Guardia.

    Históricamente, los actos en conmemoración a la Gesta Patriótica de 1856 han tenido como sede central la ciudad de Alajuela, de donde es originario el Héroe Nacional Juan Santamaría, teniendo como punto focal de tales celebraciones el parque que lleva su nombre.

    Es un parque tranquilo donde se puede dar un paseo, un lugar con múltiples zonas naturales para relajarse. Fue remodelado para mejorar sus instalaciones y para ofrecer una mejor experiencia a los visitantes, al modernizar algunos de sus servicios y brindarle un mejor aspecto de cara a los ciudadanos y turistas.

    Este parque histórico es posible visitarlo durante todo el día a lo largo de la semana, una zona que se mantiene vigilada por mayor seguridad de todos los ciudadanos y turistas, convirtiéndose en un lugar de descanso de la ciudad de Alajuela.

    Sobre la Estatua a Juan Santamaría

    Fue un soldado costarricense. Es uno de los dos héroes nacionales reconocidos oficialmente por la República de Costa Rica, junto al expresidente Juan Rafael Mora Porras. Se le recuerda porque fue el que quemó el llamado “Mesón de Guerra” en Rivas Nicaragua, durante la Batalla de Rivas, el 11 de abril de 1856 en el marco de la Campaña Nacional de 1856- 1857 y la Guerra Nacional de Nicaragua. En dicho mesón, se encontraban los filibusteros comandados por el estadounidense William Walker. Este acto contribuyó para que los costarricenses lograran ganar la batalla, pero al mismo tiempo le costó la vida. Aunque el acto heroico de Juan Santamaría era un hecho de conocimiento público desde la fecha misma de la batalla de Rivas, no fue sino hasta el año de 1891, cuando se le empezó a idealizar como héroe nacional de Costa Rica, en medio de una época determinante para la consolidación de la identidad nacional costarricense.

    Desde el 15 de setiembre de 1891, se le honra con una estatua de bronce, obra del escultor francés Aristide Onésime Croisy, ubicada en el Parque Juan Santamaría. El 11 de abril de 2011, marca la fecha en la cual Juan Santamaría es oficialmente declarado por las autoridades costarricenses como héroe nacional, a pesar de que la fiesta cívica en honor al soldado alajuelense se venía celebrando en el país ritualmente desde 1915. Para muchos costarricenses, Juan Santamaría representa el vivo espíritu nacional en la forma de un joven de cuna humilde que está dispuesto a dar la vida por la libertad de su pueblo y de su país.
A continuación encontrará un formulario de contacto para hacer llegar sus consultas:
filter_hdr
* Indica un campo obligatorio
Realizado en Costa Rica. © 2018 Municipalidad de Alajuela.